El líder del Giro de Italia, el holandés Tom Domoulin se sinceró con los medios al término de la etapa reina, misma en la que perdió casi dos minutos con sus rivales directos por un inconveniente estomacal.

“Sencillamente, he tenido problemas. Tenía que cagar, no me podía aguantar”, dijo el holandés, quien sufrió una inoportuna gastroenteritis.

“Lo he empezado a notar en el descenso del Stelvio y he tenido que parar. No podía seguir, claramente”, relató el portador de la ‘maglia rosa’.

[ads1]

Este inconveniente le ha valido al líder perder segundos valiosos, y ahora observa al colombiano Nairo Quintana a solo 31 segundos del primer puesto. “Al reincorporarme, he decidido luchar, luchar y luchar y sacar conclusiones al acabar la etapa. Así que, evidentemente, estoy decepcionado. Mantengo el liderato, pero hoy ha sido un mal día”, remató el holandés del Sunweb

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here