Al llegar a la adolescencia lo primero que siempre creía era que mi mamá era como una archirrival, me gritaba todo el tiempo, me hacía hacer el aseo, sacar la basura y por si fuera poco no me dejaba salir hasta después de las 10. Sí, era sumamente controladora y odiaba sus “castigos”. Pero, al pasar el tiempo, finalmente entendí que esa frase de “luego me lo agradecerás”, fue muy cierta. ¡Te lo debo a ti, mamá!

[ads1]

Una investigación recientemente concluyó que las hijas de madres insoportables son las que más éxito tienen en la vida.

¿Sigues sin convencerte? Bueno, la Universidad de Essex en Inglaterra, decidió hacer un estudio en el cual se comprobó que las hijas de madres insoportables, son más propensas a convertirse en mujeres exitosas, a diferencia de las hijas de madres permisivas y consentidoras.

¿Quieres saber cómo llegaron a la conclusión? Realizaron un seguimiento de la vida de 15500 niñas de entre 13 y 14 años, de 2004 a 2010

Aquellas niñas cuyas madres eran mujeres rígidas, firmes, y que exigían que se cumplieran las reglas, fueron las que más probabilidades tenían de ir a buenas universidades y ganar los mejores sueldos.

De la misma forma, fueron menos propensas a quedar embarazadas en su adolescencia

No soy una mamá común, Soy una mamá muy chévere

Poco a poco una mujer va aprendiendo a través de la experiencia de ser madre, que los errores no se pueden repetir una y otra vez. Una mujer tiene que saber enfrentar el hecho de que no siempre vamos a complacer a nuestros hijos, pero que siempre vamos a desear lo mejor para ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here