Una mujer se divorcia porque su marido la dejaba en visto.

Seis meses de textos sin respuesta fueron evidencia suficiente para que la juez determinara que la pareja carecía de una buena relación.

Una corte de la ciudad de Hsinchu (Taiwán, China) concedió el divorcio a una mujer que demostró que su marido la ignoraba.

Lo peculiar del caso es que como prueba fueron presentados los mensajes de texto leídos pero no respondidos en la aplicación de mensajería Line, informa el rotativo ‘Ming Pao’.

La corte falló que la falta de comunicación virtual era una evidencia de que el matrimonio de cinco años, que es el segundo para Lin, “no puede repararse“.

La jueza indicó que “una pareja normal no debería tratarse de esa forma” y que los mensajes en Line “muestran que las dos partes no tienen una buena comunicación”. El esposo de Lin, quien no se presentó a la audiencia en la corte, se reserva el derecho de apelar. La prensa local se hizo eco del fallo la semana pasada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here