El pasado 1 de junio a las 6:46 p.m. el personal de seguridad del centro comercial Mayorca Megaplaza, ubicado en Sabaneta, encontró a una pareja de hombres al parecer sosteniendo relaciones sexuales en uno de los baños destinados a personas con discapacidad física.

Como esa conducta está prohibida, iniciaron un proceso para desalojarlos del lugar y grabaron todo, según los protocolos que el centro comercial establece para estos casos. Sin embargo las imágenes terminaron en redes sociales y en ellas, además, se ve al jefe de seguridad del lugar maltratando verbal y físicamente a uno de los hombres.

“Los baños del centro comercial me los tienen que respetar, el centro comercial no es un prostíbulo, para eso hay moteles y mangas. Y aquí quedaron grabados ustedes porque eso es un irrespeto”, dice el empleado antes de forzar a uno de los hombres -que además es un adulto mayor- a salir.

El Jefe de Seguridad les asegura que les prohibirá el ingreso al centro comercial y los amenaza diciendo que “cuando los vea aquí la seguridad se va a encargar de sacarlos porque son personas no gratas (…) y se me retiran por favor antes de que los levante a pata”.

En los últimos segundos de grabación, el empleado termina dándole un golpe e insultando al otro hombre que se negaba a salir del baño.

EL COLOMBIANO consultó con la administración de Mayorca Megaplaza sobre lo sucedido. Según un comunicado enviado por el centro comercial, el desalojo se grabó para uso exclusivo de las áreas de seguridad y jurídica, pero “por temas de mal manejo por parte de terceros”, terminó filtrado en redes sociales.

Mayorca se disculpó por las actuaciones de los empleados y dijo que rechaza cualquier acto de violencia, sea física o verbal. “En el espacio comercial son bienvenidos todos los públicos, indistintamente de su género, creencia religiosa, estrato socioeconómico, color político o ideología de cualquier índole”, agrega el comunicado.

Ricardo González Osorio, vocero de Mayorca, agregó además que hasta ahora no han tenido contacto con los dos hombres implicados en el caso y dijo que la entrada les será permitida. “Lo que pedimos es que no se cometan actos que van en contra de la seguridad del centro comercial, como este”, dijo.

Finalmente, explicó que ya se adelanta una evaluación interna por el comportamiento de los empleados involucrados en el hecho. “Esto es un llamado de atención para nosotros en nuestra forma de actuar y se convierte en un aprendizaje con lo ocurrido”, declaró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here