Quince niños y adolescentes marroquíes, entre los siete y quince años de edad, contrajeron rabia por practicar sexo con una burra contagiada por la enfermedad, según informaron varios medios internacionales.

El hecho que se registró en Mechra Bel Ksiri, una ciudad entre Rabat (capital de Marruecos, norte de África) y Tánger, tiene conmocionados a todos los habitantes de la ciudad, tanto que el dueño del animal decidió sacrificarlo debido a los “chismes” de los vecinos.

Resulta que lo jóvenes acudieron al hospital por que presentaban varios síntomas preocupantes, tras varios exámenes los doctores lograron establecer que se trataba de rabia, ante la incertidumbre los muchachos admitieron que no fueron mordidos por el animal, sino que tuvieron relaciones sexuales con este.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here